FRUSTUM

 

 

La obra “Frustum” trata de abrir un marco de reflexión sobre la forma en que un espacio “vacío” puede ser interpretado por las tecnologías ópticas o la matemática, en referencia a la ciencia, el arte y los dispositivos de representación. A través de ellos, pretendemos comprender la realidad, pero sin preguntarnos si esos contenidos no se deben a formas eje-mónicas de representar y captar el entorno.

 

La fotografía, no solo se ciñe al punto de vista del fotógrafo, sino a un programa. Al respecto, Vilem Flusser cree, que una práctica que desvele “esa funcionalidad de los aparatos no intencional y rígida e incontrolable”* puede ser el quid para abrir un posible espacio a la libertad. Para el filósofo, la imagen no es el reflejo de una realidad; es ella, al contrario, quien nos impone una manera de leer el mundo y por tanto, quien lo hace existir. Así, esta obra, pretende recapacitar acerca de esos mecanismos y las diferentes formas en que se adquiere, presenta y transmite ese conocimiento a través de los dispositivos de representación.

 

Para ello, se fotografía el frontis y se accede al código hexadecimal de esa imagen, que representaría digitalmente aquel espacio captado: El Frustum, traducido a una representación espacial plana: la imagen. Formada de código, este se proyecta –como créditos- en el mismo entorno, para volver a ser captada por la cámara, que, gracias a la luz de la proyección logra una nueva imagen, marcando un tanto al poner la pelota en el espacio no ocupado, como sugirió Jorge Oteiza sobre el juego de la pelota y el frontón*.

 

 

Ficha Técnica

 

- Título: “Frustum”.      

- Técnica: Fotografía Digital.

- Medidas: 4 de 39 x 59 cm.

- Fecha: 2015.

- Autor: Xabier Barrios.

   

       

 

 

*Flusser, Vilèm. “Una filosofía de la fotografía” Ed. Síntesis. Madrid 2001.

*Joxan Unsain Profesor y experto en pelota. Disponible en la web.

Xabier Barrios © 2020