FRUSTUM ESTEREOSCÓPICO

 

Es una obra que hace uso de la lógica de este ingenioso aparato analógico creado en 1838 por Charles Wheatstone. “The Mirrorescope” aprovecha lo que en 1960 David H. Hubel y Torsten N. Wiesel demostraron ocurría en el cortex visual dado que este contenía células binoculares. Una confusión creada en el cerebro por la cual nuestra forma de ver binocular hace que, colocando un par de fotografías del mismo motivo -tomadas desplazando la cámara 10 cm- nuestra visión las “funda” en una sola imagen creando en nuestro cortex la sensación de que es tridimensional.

 

Un efecto que se debe lograr con el esfuerzo del espectador –virando los ojos o concetrandose en el hueco que queda entre imágenes-, trasladando la forma del “frustum” a nuestro cerebro conceptualmente. De forma que esa figura o “fragmento”, perteneciente a una cosmogonía digital sin referente -pues a sido creada en posproducción por el ordenador- se “extrae” del soporte del papel a la virtualidad del simulacro.

 

 

Ficha Técnica

 

- Título: “Frustum Estereoscópico”.

- Técnica: Fotografía Digital.                   

- Medidas: 2 de 120 x120 cm.

- Fecha: 2015. 

- Autor: Xabier Barrios.

 

         

xabier barrios Estero01

Xabier Barrios © 2020